Disfraces de Halloween para niños

Aunque Halloween no es una fiesta tradicional ecuatoriana, lo cierto es que cada año se está haciendo más popular y a los niños les encanta disfrazarse. Para hacerlo más divertido, hay algunas manualidades para hacer con tus hijos y darle a tu casa el espíritu de noche de brujas. Por ejemplo, puedes hacer una calabaza casera, decorar con velas, y pegar en las puertas y ventanas dibujos de calaveras hechas por los niños o también arañas y murciélagos, muy fáciles de hacer con papel afiche negro. Globos negros y naranjas también dan mucho ambiente festivo. Los disfraces de Halloween son fundamentales y se pueden hacer muy rápido y a medida.

Las opciones son varias: vampiros, brujas, diablos, piratas, fantasmas, zombies y monstruos son los ideales. A continuación, te presentamos algunas ideas de disfraces caseros de muy simple confección, que se completan con un buen maquillaje. Eso sí, que los chicos se diviertan jugando y ensuciándose, es trabajo de DEJA sacar las manchas de los trajes, ¡algo que nos sale muy bien!

Disfraces para niñas: Una Brujita o Una Vampiresa

Los disfraces de brujita son encantadores, pero para las nenas que no les gusta la idea de brujita, la opción puede ser una vampiresa, con mucho maquillaje y colmillos de vampiro o una sirena gótica. Para las que adoran las brujitas, solamente necesitas hacer el sombrero con una cartulina y el pelo, el traje es muy simple.

  • 1 cartulina negra para hacer el sombrero y papel plateado o violeta para hacer las estrellas en el sombrero o medias lunas en el sombrero.
  • Una escobita, que la puedes decorar con estrellas y medias lunas, como las del sombrero.
  • Medias de colores.
  • Una falda negra y una camiseta negra de mangas largas o cortas.
  • Un ovillo de lana negro para hacer el pelo de bruja (opcional)
  • Un cinturón negro con hebilla plateada (opcional)
  • Calzado negro el que tengas, se le puede pegar un triángulo puntudo de cartulina negra en la punta y así queda bien caracterizado.
  • Maquillaje: un lápiz negro y sombra de ojos negra.

Otros disfraces caseros para niños

El fantasma y el zombie son típicos disfraces de Halloween... Para fantasma puedes usar una sábana blanca en desuso, cubres a tu hijo dejando que caiga en forma simétrica (tiene que estar parado con los brazos abiertos) y luego cortas y coses a mano, se trata de hacer un simple zurcido con hilo blanco, dejándole movilidad en la parte de los brazos. En la parte que cubre la cara hay que cortar dos agujeros para los ojos y pintar el contorno con negro (un marcador o lo que tengas) para darle más carácter al personaje.

Para zombie, el gran truco está en el maquillaje, el traje se resuelve muy fácil con unos pantalones oscuros y una camiseta oscura. Necesitas talco para el pelo para que dé el efecto de ultratumba, maquillaje blanco para la cara, un lápiz negro para pintar los ojos bien oscuros y difuminar ojeras y lápiz rojo para simular sangre, el maquillaje es todo un arte creativo y es lo que da el look zombie. Tanto a las nenas como a los varones les encanta la idea de pintarse la cara y como en DEJA nos ocupamos de remover las manchas de maquillaje de la ropa, los chicos pueden disfrutar de pintarse todo lo que quieran, con plena libertad.

Disfraz de gato para los más chiquitos

Si tus niños se asustan con los disfraces de miedo, hay otras opciones como un gatito negro, un disfraz casero que lo podes hacer muy fácilmente.

Necesitas:

  • 1 camisa negra.
  • 1 pantalón negro
  • 1 chaleco negro extra grande, puede ser de la mama o el papa, mejor si es de lana.
  • 1 par de guantes negros.
  • 1 cola de boa de 75 centímetros de largo o menos.
  • 1 trozo de tela negra pequeño para hacer las orejas.
  • 1 vincha negra.
  • 1 cartulina negra.
  • 1 pompón rojo para la nariz con elástico.
  • 1 lápiz para pintarle la cara.
  • 1 aguja e hilo de coser negro.
  • Pegamento para tela. Alambre de metal blanco para los bigotes y un trozo de metal más grueso pero flexible, de unos 75 centímetros de largo para la cola.

Básicamente en este traje se hacen las orejas, la cola y los bigotes. Para hacer la cola, cortar la cola de boa a lo largo para pasar el alambre y después pegar con pega-tela. Una vez que está lista, dejar secar por unas tres horas y después doblar dándole la forma de una S estirada. Una de las puntas de la cola de boa va cosida al pantalón, no es mucho trabajo, unas puntadas para que quede firme y nada más.

Para las orejas cortar 2 triángulos de cartulina negra y dos triángulos de tela que cubran los triángulos de cartulina. Dejar además un sobrante de tela para pegar las orejas a la vincha. Forrar los triángulos de cartulina negra con la tela, pegar y dejarlos secar. Luego pegar las orejas a la vincha.

Para los bigotes, pegar tres trozos muy cortitos de alambre blanco a ambos lados del pompón rojo. El largo de los bigotes dependerá de la cara de tu hijo y finalmente pintarle la cara, que es lo que más le divierte. ¿Cuáles son tus ideas de disfraces fáciles para hacer en casa? ¡Cuéntanos como te quedaron!