Secretos de limpieza: cómo sacar chicle de la ropa

Secretos de limpieza: cómo sacar chicle de la ropa

En términos de lavandería, el chicle o goma de mascar es el enemigo público número uno. Es un pegamento malvado que se adhiere a la tela de tu ropa y se niega a salir. Incluso si tus chicos no mastican chicle, de alguna manera éste se las arregla para encontrar el camino a su ropa, negándose a ceder.

Pero ¿cuáles son los mejores trucos para sacar chicle de la ropa? Lo que hay que saber es que con el chicle, la clave para ganar la batalla es aflojar su adherencia antes de removerlo suavemente. Imagina que estás intentando que un niño suelte un juguete – es un poco así. 

https://vine.co/v/MlihQxqjuZH

 

Cómo sacar un chicle de un pantalón u otra prenda: Congelarlo

Un método simple es frotar el chicle con hielo primero hasta que se haya endurecido. A continuación, utiliza una cuchara, cuchillo romo (sin punta) o raspador de pintura para removerlo. Tienes que hacer esto rápidamente, antes de que el chicle se vuelva a calentar y se ablande. Si pones un cubito de hielo en ambos lados de la tela o prenda, con el chicle en el medio, el proceso se acelerará.

Alternativamente, si tienes acceso a un refrigerador, que no esté lleno de comidas familiares y restos olvidados, pon la ropa en una bolsa de plástico en el congelador y déjala durante unas horas hasta que el chicle esté duro. Dobla la prenda con el chicle hacia el exterior de manera que quede expuesto y que no toque el resto de la prenda – de lo contrario podrías terminar con un gran lío pegajoso en tus manos.

Una vez que el chicle esté congelado, recuerda que debes removerlo con cuidado. Como ese niño con su juguete, no quieres dañar la única cosa que estás intentando proteger. Utilizar algo puntiagudo como pinzas, te ayudará a tomar pequeños pedazos una vez que el chicle se haya congelado, sin embargo, en tejidos o bordados, debes tener cuidado de no tirar ningún hilo mientras levantas el chicle.

 

Derretirlo con un secador

¿No tienes con qué congelarlo? Entonces derrítelo con una fuente indirecta de calor. Algo como un secador de pelo debería ser suficiente para derretir el chicle, sin quemar la ropa.

Cuando el chicle esté casi derretido, remuévelo de la superficie. Te recomendamos usar guantes o proteger tu mano con una bolsa plástica primero – El chicle puede estar muy caliente.

 

Como sacar chicles de la ropa con una plancha

Pon un pedazo de cartón limpio en una superficie plana o una tabla de planchar. Coloca la prenda con el chicle hacia abajo sobre el cartón. Fija la plancha a temperatura media (si está muy caliente, va a convertir el chicle en un desastre pegajoso; si está muy baja no será suficiente) y plancha la prenda por detrás.

Una vez que el chicle se haya ablandado (puede tomar unos minutos, así que tienes que ser paciente) debería quedar pegado en el cartón, permitiéndote remover la prenda suavemente dejando el chicle atrás.

 

Finalmente

Una vez que hayas removido con éxito el chicle del pantalón de tu hijo o peor aún, de tu vestido de fiesta favorito, lávalos como de costumbre, a mano o en la lavadora, según sus instrucciones de lavado de DEJA Floral en polvo o en líquido para remover cualquier residuo.